El Cabernet Sauvignon tiene una hoja de forma redonda con 5 lóbulos bien pronunciados que se superponen formando unos reconocibles y clásicos “hoyuelos”, de un color verde oscuro y gruesa por lo que se reconoce fácilmente del resto de las variedades. Sus racimos son pequeños, de bayas también pequeñas con una piel gruesa, lo que le da una mayor concentración en color, sabor y taninos logrando vinos más potentes y estructurados.

Reconocida internacionalmente, esta variedad en Chile ha encontrado su segundo hogar, siendo ampliamente cultivada en los Valles de Aconcagua, Maipo, Cachapoal y Colchagua. La alta insolación, así como la fresca brisa, que baja desde la Cordillera de los Andes, han permitido alcanzar una consistente y altísima calidad para esta cepa.

Profundo e intenso color rojo rubí.

Intensas notas a fruta roja, casis y ciruelas negras junto a sutiles y elegantes toques de pimienta negra y grafito.

Gran volumen con una jugosa textura y sabrosos sabores afrutados en perfecto equilibrio con sutiles toques de vainilla.

Marida muy bien en general con carnes rojas en variadas preparaciones tales como grilladas, rostizadas o en estofado. Además se puede disfrutar junto a quesos maduros.

Slide SAUVIGNON BLANC CABERNET SAUVIGNON CHARDONNAY MERLOT keyboard_arrow_right keyboard_arrow_left Slide ZINFANDEL VIOGNER PINOT NOIR CARMENERE keyboard_arrow_right keyboard_arrow_left Slide MALBEC CINSAULT SYRAH keyboard_arrow_left keyboard_arrow_right